Perder grasa localizada.

“Roma no se construyó en un día”

Hola a tod@s, chicas y chicos de Mentalidad Fitness.

En los primeros meses del año es norma general obtener la motivación para perder grasa o bajar esos quilitos que hemos cogido en Navidad. Sin embargo, uno de esos mitos que, a día de hoy, siguen circulando por el subconsciente humano es la pérdida de grasa localizada.

Es decir, perder de aquí, pero no de aquí.

Hoy vamos a hablar un poco más a fondo de este fenómeno, de porqué sigues pensando que es posible y de porqué no lo es.

Como íbamos diciendo, voy a darte varios motivos por los que crees que, puedes perder grasa localizada y, porqué no se puede.

Grasa localizada. La indeseada.

La grasa localizada es, sin duda alguna, el enemigo principal de quienes se apuntan al gimnasio tras el inicio de año. Es el motivo de los propósitos de nuevo año de carácter físico.

  1. Grasa abdominal. Michelines, cinturón, chicha, barriguita, etc.
  2. Grasa de las piernas. Generalmente, piel de naranja, celulitis, piel flácida.
  3. Grasa de los brazos. Algo que vendría a hacerte los brazos como flanes.

Grasa localizada. La que no queremos perder.

Sí. No he oído a mujeres decir: quiero perder pecho. O, quiero perder los glúteos, que los tengo redonditos. Los quiero de carpeta. Tampoco he oído a hombres decir: quiero perder la de los brazos, estos no pueden llenar la camiseta.

Nuestro cuerpo es una máquina que funciona como un todo.

Debemos entender que, nuestro cuerpo es una estructura biológica que trabaja en conjunto. Al igual que, los ojos dependen del cerebro, y el cerebro del corazón, y el corazón de los pulmones -y, viceversa- ¿Por qué debería él quemar la grasa de tu zona favorita?

Entendiendo cómo funciona nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo, a la hora de perder grasa localizada, o no, va a seguir unos patrones genéticos propios. Esto explicaría porqué hay gente que tiene más facilidad o menos facilidad para almacenar y perder grasa. Y en diferentes zonas. En cambio, la evolución de la especie humana se basa en la supervivencia, y -amigos- la grasa ocupa un lugar muy importante en ella. Siendo extremistas, sin grasa nos exponemos a la muerte . Pero, con demasiada, también.

Sin embargo, no nos vamos a quedar en un código genético. Es como quedarse en el sofá sentado esperando a que ocurra un milagro.

Podemos revertir esta situación desfavorable que tenemos con un factor de choque: la actividad física.

Movernos o morir.

Puedes estar seguro que la actividad física reporta muchísimos beneficios. Y la pérdida de grasa es una de ellas.

No sólo eso. Siendo más complejos, te aportará una mejora de tu composición corporal: en palabras sencillas, mejor balance grasa – músculo.

Y aun más importante: salud. Estamos hechos para estar en movimiento. El no movernos implica ir contra natura. Implica estar más expuesto a la muerte.

¿Quieres perder grasa localizada?

Si la respuesta es sí, entonces presta atención a lo siguiente:

Aléjate de contenidos como éste.

En la web Mejor con saludwww.mejorconsalud.com– se promueven tips, consejos y contenido de carácter “saludable”. Sin embargo, hay algunos (demasiado) con los que no puedo estar sino en desacuerdo. En el enlace que he dejado más arriba, puedes ver varios tips que -supuestamente- te ayudarán a perder grasa abdominal.

Tip número uno: empieza tu día con una rutina de ejercicio, buena alimentación y agua.

Bien hasta aquí, pero siguiendo con la lectura se nos ofrece: no ayunar porque ralentiza el metabolismo. Aquí, te dejo un artículo con evidencias científicas contrastadas que desmontan esta afirmación.

Realiza una rutina de ejercicios cardiovasculares de media hora. Lo ideal es empezar el ejercicio antes del desayuno, ya que a esta hora no has ingerido calorías y el cuerpo utilizará aquellas calorías que tiene acumuladas como combustible.

¡Para el carro! Pero, el ejercicio, ¿antes del desayuno no es promover el ayuno?

Tip número dos: el último alimento que consumes al día.

Es muy importante comer algo ligero como cena, por lo menos, 3 horas antes de ir a dormir. Comer antes evita que el organismo haga la digestión y esto le hace más pesadas las cosas al cuerpo. Mientras duermes tu metabolismo no está tan activo como en el día y no es suficiente para quemar calorías. Por lo tanto, lo ideal es comer algo ligero, bajo en calorías y con tiempo de anticipación a la hora de dormir.

Y aquí, te dejo otra afirmación que desmonta lo anterior. Básicamente, nuestro trabaja 24/7 porque si no, moriríamos. Y no tiene descansos. Durante el sueño el cuerpo no está activo o en movimiento, pero se llevan a cabo procesos dentro de nosotros que, lo hacen trabajar y funcionar. En ese caso, ¿Por qué dormir?

Tip número tres: realizar abdominales.

Sin duda uno de los puntos clave para quemar grasa abdominal es la realización de ejercicios localizados como los abdominales. Si bien puedes dejarlos para después del ejercicio aeróbico, también puedes hacerlos en otros momentos del día.
La clave está en hacer varias sesiones de ejercicios abdominales en diferentes series durante el día.
Estos ejercicios te ayudan a quemar grasa abdominal, a tonificar y a conseguir ese abdomen que tanto has deseado.
Tienen importantes beneficios, ya que aumentan el metabolismo e incrementan tu consumo calórico diario.

Con la espalda apoyada en una superficie dura, coloca tus manos detrás de la cabeza, flexiona las rodillas y coloca los pies bien apoyados en el piso.
Adoptando dicha posición, levántate lentamente usando tus músculos abdominales mientras presionas la parte baja de tu espalda contra el piso.
Luego baja despacio, tomando aire, y repite el proceso de 20 a 25 veces, con descansos de 90 segundos entre las series.

Me van a salir sarpullidos. Abdominales, ¿Clave? Y, ¿En crunch? Bien, aquí y aquí te dejo razones por las que no realizar crunch abdominal y optar por otras variantes como las planchas. Además, de que los abdominales no van a marcar la diferencia entre un abdomen plano y redondo.

Los abdominales no queman grasa abdominal.

La grasa no se quema, se oxida mediante procesos químicos en nuestro organismo.

Entre los beneficios de los abdominales, no se encuentra principalmente el aumento del TMB.

Para que no parezca que es un sólo artículo, he encontrado éste. ¿Qué os parece?

Por último, vamos con este producto tan conocido.

Somatoline.

No voy a ser yo quien hable de este producto. Te dejo el artículo que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) hizo al respecto. Y tú, ya decides.

En definitiva, hoy hemos visto qué es lo que se cuece alrededor de perder grasa localizada: márketing, inocencia, codicia -por quien quiere resultados fáciles y por quien quiere dinero fácil- e intereses económicos.

Nos leemos en la siguiente, ¡amigos de España y Latinoamérica!

2 comentarios en “Perder grasa localizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *