La trampa de las dietas bajas en carbohidratos

carne roja - dieta sin carbohidratos

“Nuestra comida debería ser nuestra medicina y nuestra medicina debería ser nuestra comida.”- Hipócrates.

Se acerca el verano, y con ello, las prisas por llegar con el mejor cuerpo posible a estos meses venideros, sea como sea.

Las prisas son malas consejeras, y por ello en estas fechas se toman decisiones catastróficas para intentar conseguir en uno o dos meses lo que llevamos acumulando desde que en enero dijimos el mítico “este año empiezo a cuidarme desde ya”

En estas circunstancias, suele ser muy habitual comenzar una dieta baja en carbohidratos (en muchos casos, incluso suprimiendo el carbohidrato complejo en su totalidad)

Por qué es tan famosa este tipo de dieta?

Por un sencillo motivo, porque de esta manera se consigue una rápida pérdida de peso corporal, sí, habéis leído bien, es cierto que se produce una rápida pérdida de peso corporal, pero…

¿Esa pérdida de peso corporal se corresponde con una pérdida de masa grasa?

Lo siento amigos, pero aquí la respuesta no es tan idílica y os explico por qué:

Los carbohidratos, a grandes rasgos podríamos decir que, se transforman en glucosa en nuestro organismo al ser digeridos. Esta glucosa se almacena principalmente en los músculos y en el hígado, y cuando estos depósitos están llenos, se almacena una pequeña parte en sangre y el resto se acumula en forma de grasa.

En los músculos además esta glucosa se almacena hidratada, por lo que en el momento en el que suprimimos los carbohidratos de nuestra dieta, lo que ocurrirá es que las reservas de glucógeno de nuestros músculos bajarán, y lo que perderemos principalmente será agua.

A simple vista nos veremos más finos y la balanza nos dará la razón, pues marcará menos peso, pero como hemos dicho, esa pérdida no será proveniente de nuestra masa grasa, y lo que conseguiremos es un aspecto más flácido.

Además de lo expuesto anteriormente, el continuar con este tipo de dieta solo nos traerá consecuencias negativas, y todo ello debido a que el glucógeno es nuestra principal fuente de energía, nuestro combustible.

Al encontrarse nuestras reservas agotadas, no seremos capaces de llevar a cabo actividades que requieran esfuerzos intensos o con cambios de ritmos, ya que aparecerá la fatiga prematura y con ello la incapacidad para continuar el ejercicio.

Cierto es que, cuando se reducen los niveles de glucógeno en sangre, el organismo tiende  utilizar las grasas como energía, sin embargo hemos de tener en cuenta que esto solo será aplicable cuando realicemos ejercicio a muy baja intensidad, esto es, que no supere el 60% de nuestra Frecuencia Cardiaca Máxima. En el momento en el que superemos este umbral, nuestro organismo utilizará aminoácidos para obtener energía, lo que nos llevará al catabolismo muscular, esto es, la destrucción de masa muscular.

Perderemos nuevamente peso, pero en este caso, tampoco perderemos masa grasa, sino que estaremos sacrificando nuestra masa muscular.

Así pues, como conclusión, os diría que una dieta baja o nula en carbohidratos estaría totalmente desaconsejada y que no nos traerá absolutamente nada positivo. Sin embargo, como matiz, sí que os digo que solo la barajaría si se lleva a cabo mediante el llamado ciclado de carbohidratos.

A grandes rasgos, el ciclado de carbohidratos consistiría en planificar nuestra alimentación con días altos y días bajos en carbohidratos, o días altos, medios y bajos en carbohidratos, todo ello según la planificación de ejercicio o ausencia del mismo que tengamos para esos días.

Se trata de un tema realmente interesante y que puede ser muy útil en según qué casos, por lo que os adelanto que en siguientes post profundizaré más sobre ese concepto.

Y con esto llegamos al final del post, como siempre, si queréis que hablemos sobre algún otro tema en concreto sobre el que tengáis curiosidad, podéis dejar vuestras opiniones en los comentarios, por mi parte deciros que este mes asisto a un seminario sobre nutrición deportiva por lo que si queréis ver unos cuantos consejos y tips nos vemos en mi instagram @laurafitness.trainer donde iré subiendo contenido interesante del mismo.

Saludos a todos y hasta el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *