Edulcorantes. ¿0 calorías saludables? II parte.

Edulcorantes artificiales

“Sabor químico. Qué rico!”

Hola a todos, chicas y chicos de Mentalidad Fitness.

Hoy os traemos a vuestro blog la segunda parte de los posts acerca de los edulcorantes.

Continuamos por donde lo dejamos y seguimos con el mismo formato ordenado, esperando conseguir que la información transmitida sea legible, sencilla, directa y fácil de comprender.

Si no tuviste la oportunidad de leer el primer post puedes hacerlo aquí. Te lo recomiendo antes de continuar con la lectura, aunque no es imprescindible seguir el orden.

Por tanto, esperamos desde aquí que os esté sirviendo de ayuda para entender un poco más y mejor sobre estos productos y su uso.

Vamos allá con los siguientes. Hoy, veremos los edulcorantes químicos y que son actualmente muy utilizados en la industria alimenticia.

 

E 950 – Acesulfamo K:

  • tóxico.
  • Químico.
  • Afecta a la insulina: eleva la insulina como el azúcar. Otros estudios aseguran que no se metaboliza en el organismo humano.
  • Cancerígeno a largo plazo.
  • El más peligroso.
  • IDA: 15 mg/kg peso.

E 951 – Aspartamo:

  • tóxico.
  • Químico.
  • Aumenta la resistencia a la insulina.
  • Cancerígeno.
  • Neurotóxico.
  • Adictivo.
  • IDA: 40 mg/kg peso.

E 952 – Ciclamato sódico:

  • tóxico.
  • Químico.
  • Daño genital y cáncer de vejiga.
  • IDA: 11 mg / kg peso. Según OMS 7 mg/kg peso.
  • Fue prohibido en diferentes países, en algunos de ellos permitido posteriormente.
  • Actualmente prohibido en EEUU.

E 953 – Isomaltitol:

  • químico.
  • No tóxico.
  • Procede del azúcar.
  • Contiene 2 kcal / gramo.
  • Efecto adverso (en grandes cantidades): diarrea.
  • Afecta a la insulina: no, o al menos de la forma en que lo hace el azúcar. No hay diferencias significativas en la glucosa e insulina por su consumo.

E 954 – sacarina:

  • químico.
  • Tóxico.
  • Cancerígeno en grandes dosis.
  • Dosis máxima: 2,5 mg/kg peso.
  • Afecta a la insulina: n/d.

E 955 – sucralosa:

  • tóxico.
  • Químico.
  • Efectos nocivos sobre el sistema inmunitario; reduce las bacterias beneficiosas del intestino en un 50 %.
  • No afecta a la insulina por sí sola: en combinación con glucosa, aumenta la insulina en 20%.
  • IDA: 15 mg/ kg peso.
  • No tiene kcal.
  • No es descompuesta por nuestro organismo tras su uso.

E 957 – taumatina:

  • natural.
  • No tóxico.
  • Endulza 2500 veces más que el azúcar.
  • Efectos adversos: laxante en grandes cantidades.

E 958 – glicirrina:

  • natural.
  • Tóxico.
  • Efectos adversos: produce retenciones de líquidos, taquicardias e hipertensión en bajas dosis. En altas cantidades, insuficiencia renal y dolor de cabeza.
  • Se utiliza para combatir la cirrosis y la Hepatitis C.

E 959 – Nehosperidina:

  • químico.
  • Endulza hasta 1800 veces más que el azúcar.
  • Se utiliza de manera sinérgica con otros edulcorantes polialcoholes, como el xilitol; o acesulfamo K, etc.
  • Se suele emplear para endulzar bebidas, postres, etcétera.
  • Es considerado un edulcorante en Europa, no así en EEUU, donde se considera un potenciador del sabor.
  • Tiene un sabor potente con un leve gusto a regaliz, a la vez que persistente.
  • IDA: 5 mg / kg peso.
  • Puede producir migraña y náuseas en grandes cantidades.
  • La FDA no lo incluye en la lista de alimentos seguros.
  • No hay estudios que determinen su nocividad para la salud, de otro lado.

 

Aquí ponemos fin a la segunda parte de Edulcorantes.

Esperamos, como siempre, que os haya parecido interesante e información útil, despertando vuestro sentido crítico y la curiosidad acerca de ellos.

Os recordamos que, la siguiente semana, publicaremos el último post de Edulcorantes, con más de ellos y cerraremos esta saga.

Todo lo relacionado con ello, dejadlo abajo en comentarios.

Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *