Cambios y estabilidad

Tiempo de cambios

“Tiempo de cambios”

Después de un largo parón en Mentalidad Fitness parece que volvemos a escribir. A pesar de que Ares ha continuado sacando artículos de esporádicamente no hemos tenido la continuidad deseada. Es por eso que este artículo se adecua bastante a nuestras propias circunstancias, y probablemente sirva de ayuda para clarificar conceptos y dar un paso adelante a muchos otros.
Antes de centrarnos el tema que vamos a comentar, parece ser que ahora volveremos a tener la regularidad deseada o muy próxima. De hecho, analizaremos las zonas a mejorar y los artículos que más os han gustado. Pero como todo, todo esto llevará tiempo, además de alguna incorporación que podrá incorporarse al equipo Mentalidad Fitness.
Hablando por mí y Ares y creo que no me equivocó hablando por los, nuestras últimos meses han sido muy enérgicos y con muchos cambios. Pero como todo, los cambios necesitan una asimilación, no tiene sentido cambiar cada dos por tres, sin asimilar las lecciones aprendidas. Esto, se puede aplicar en todas las materias en la vida. Ya sea deporte, estudios o trabajo:

  • En los deportes sería, empezar una nueva tabla de ejercicios y cambiarla la semana siguiente.
  • En el trabajo sería empezar un nuevo trabajo y cambiarlo al mes siguiente.
  • En los estudios otro ejemplo podría ser, lo de suspender una asignatura y decir que no eres apto para esa carrera/especialidad, etc.

Estos ejemplos carecen de sentido si contemplamos que lo más importante que para algo funcione es el tiempo. De esta forma existen los políticos corto placistas, que endeudan al país para ganar las próximas elecciones, que prometen lo imposible a sabiendas que algunas cosas no se podrán realizar.
Cuesta ver ejemplos por el lado contrario, que apuesten por el largo plazo, antes que el corto plazo (para ello hay que tener bien claro lo que es la constancia). Generalmente esta estrategia, sus progresiones son muy lentas e invitan a la desesperación (si lo que se quiere es resultados inmediatos). A la larga, lo que se hace es crear una buena base, unos buenos cimientos que permitan aumentar tu capacidad de conseguir resultados progresivamente.
Pero dejando de un lado las estrategias a largo plazo o corto (daría para otro artículo), tendremos que empezar por explicar qué es un cambio y qué es la estabilidad.

¿Qué es un cambio?

Existen cambios de todo tipo y según la persona un cambio podrá tener un impacto severo o no. Imagínate un esquimal en el Ecuador. Probablemente no sea el mismo impacto que sufra, si lo comparamos con una persona que vive en un clima cálido y se muda al mismo sitio. A parte de cambios, lo más fundamental es cómo nos adaptamos al cambio. Ahí reside la clave de todo, los optimistas saldrán reforzados, ya sea un cambio negativo o no. Los pesimistas, se quejarán ya sea un cambio que pueda ser lo mejor que les pase en sus vidas.

¿Qué es la estabilidad?

Para que un cambio tenga efecto en nuestras vidas, necesita de tiempo para que el cambio se asiente. De esta forma, siempre es prudencial dar un lapso de tiempo para que nuestro cuerpo y mente se adapten a ese cambio. Cuando este tiempo ya ha pasado (según la revista European Journal of Social Psychology son necesarios 66 días para adquirir un hábito), podemos estar hablando de estabilidad, con la estabilidad, el cambio formará parte de nosotros y el esfuerzo necesario para implementar el cambio ya no será necesario.
Es por lo anterior, porque la estabilidad es de las cosas más importantes que podremos tener en nuestra vida, ahí es dónde veremos los efectos de los cambios y según lo que pase podremos actuar para mejorar nuestra vida, que al final es lo que todos queremos.
Por último decir, que estabilidad no es monotonía, esto último es muy importante. Y será nuestro próximo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *